El día lunes 28 de abril las Organizaciones Sociales de la frontera del rio putumayo  COLOMBO – ECUATORIANO  en el sector del  RECINTO EL PALMAR,  Parroquia de Santa Elena, Provincia de Sucumbíos  Ecuador; se reúnen con el fin de analizar  las acciones y atropellos del Ejercito de la Marina  Colombiana  en contra de la sociedad civil de los Pueblos  de la frontera, teniendo encuenta que actualmente sufren estragos, ya que el sector de frontera Ecuatoriana lo han convertido como si fuera polígono de entrenamiento poniendo en peligro y en riesgo a la población civil de los recintos de  Ecuador:  Palmar, La Ceiba, Comunidad Kichwa, los Chiparos, comunidad de Santa Elena, Comunidad Kichwa San José de Wisuya. Y de la frontera COLOMBIANA: Comandante, Agua Longo, la Rosa, la Sevilla, Cabildo Buenavista, Remolino de santa Elena, Ancura, la Lea, y otras comunidades vecinas.

 

 

Las Comunidades manifiestan que; Se producen constantes lanzamientos de bombas y disparan sin considerar a la población civil, el ejército de la marina de Colombia hacia el sector Ecuatoriano violando la soberanía Nacional Ecuatoriana y poniendo en riesgo a la población civil, y la niñez de los centros educativos de estos sectores de frontera, situación que se presenta desde hace varios año, y es por eso que  se han visto obligados a  buscar una solución a este problema con todas las poblaciones civiles de la frontera  en conjunto con las autoridades en Derechos Humanos sujetándonos en la ley. 

 

La reunion se desarrolla con la presencia y acompañamiento del Sr. SUBTENIENTE RICARDO GARCÍA, COMANDANTE  DEL DESTACAMENTO MILITAR DEL RECINTO EL PALMAR y los temas que se trataron en este encuentro de Comunidades Fronterizas fueron los siguientes: 

 

1.- revisión  de la ley universal de los Derechos Humanos.

 

2.-revicion de la ley de seguridad Nacional del Ecuador

 

3.- Revisión de los acuerdos binacionales entre Ecuador y Colombia del año 2010

 

Temas que arrojaron mayores argumentos para definir que el Ejército Colombiano, ha Violado sistemáticamente los DERECHOS HUMANOS. 

 

Como ejemplo de estas acciones se presentan las siguientes situaciones:

 

1.Al terminar la reunion las comunidades se transportan en los Votes por el río asía sus veredas, la Marina detiene a 42 Campesinos estigmatizándolos y señalándolos de guerrilleros; la detención se da apartir de las 3 de la tarde, a 28 de ellos los soltaron a las 3 de la mañana de día 29, a los 14   que quedaban los soltaron a las 10 de la mañana del día 29;  se hace un trabajo de empadronamiento, con lista de Nombres completos, documentos de identidad y Fotografías de las personas detenidas. La detención se da en el Buque”CRISTIAN REYES OLGUÍN” al mando del Teniente CABARCA y el  Sargento GUEVARA.

 

2.El día martes 29 de abril por la tarde siendo las 2 de la tarde detienen al Joven MARIO MONTIER SIQUIGUA BENAVIDES con numero de cedula 210093209-0 de la Nacionalidad indígena Kichwa del Ecuador de 15 años de edad que  salió hacer compras en el Recinto el palmar. Detenido de igual manera por el Ejercito De la Marina Colombiana.

 

Acciones como estas se presentan constantemente en las Comunidades del Río Putumayo, anexándole que no solo son hechos con la Población Colombiana, si no también hechos que afectan a la Población Ecuatoriana. Insistimos en que se tenga en cuenta que son estos hechos directamente una persecución contra las Dinámicas Organizativas en las comunidades campesinas. 

 

Las Comunidades Campesinas de estas Comunidades fronterizas, Proponen a partir de estos hechos y sobre todo con la necesidad urgente de darle finalidad a esta constante y difícil situación, implantar una DEMANDA COLECTIVA,  en estos momentos compartimos este informe con la solicitud  de que cada una de las organizaciones defensoras de DERECHOS HUMANOS, instituciones pertinentes encargadas de velar por el Bienestar,  Honra  y Buen Vivir de la Población Colombiana.

 

Este documento se radicara en las oficinas e instituciones pertinentes, con el fin de articular acciones en pro de garantías de no repetición. 

 

 

 


Vamos por la paz