Es una institución nueva en el ordenamiento constitucional colombiano, introducida por la constitución política de 1991, en su artículo 86 para la pro- tección de los derechos fundamentales. La protección consistirá en una orden para que aquel respecto de quién se solicite la tutela actué o se abstenga de ha- cerlo. Es decir, esta dirigida contra acciones u omisiones de la autoridad. El fallo es de inmediato cumplimiento. Podrá impugnarse ante el juez competente y siempre se remitirá a las Corte Constitucional, para si posible revisión.

 

-¿Cuándo procede la acción de tutela?
Esta acción procede contra toda acción u omisión de las autoridades públi- cas que hayan violado, violen o amenacen violar cualquiera de los derechos fun- damentales, al igual procede contra las acciones u omisiones de los particulares cuando: Prestan un servicio público; la actividad del particular compromete o afecta de manera grave un interés colectivo; existe una relación de indefensión o subordinación entre dos particulares; el afectado no dispone de otro medio judicial alternativo.

La acción de tutela tiene cabida cuando se trate de defender los derechos fundamentales de la persona con discapacidad, pero los jueces tomaran sus de- cisiones luego de haber escuchado a los peritos de la entidad designada por el Gobierno Nacional.

Esta acción solo procederá cuando el afectado no disponga de otro medio de defensa judicial, o sea que esta acción es de carácter subsidiario, salvo que se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio grave e irreme- diable. Algunas veces procede contra particulares cuando su conducta afecta el interés colectivo.

En ningún caso podrán transcurrir más de diez días entre la solicitud de tutela y su decisión.

La perturbación producida con los actos u omisiones objeto de tutela, debe ser actual o inminente, es decir no procede contra situaciones ya realizadas que no pueden revertirse pues en estos casos ya no es posible la protección inmediata al derecho y el afectado podría acudirá a las acciones ordinarias de reparación.

-¿Quiénes pueden ejercer la acción de tutela?
Podrá ser ejercida, en todo momento y lugar, por toda persona que encuen- tre vulnerado o amenazado uno de sus derecho fundamentales, y podrá actuar por si misma o a través de su representante.

Se pueden agenciar derechos ajenos cuando el titular de los mismo no este en condiciones de promover su propia defensa. Cuando tal circunstancia ocu- rra, deberá manifestarse en la solicitud. Podrá ejercerla el defensor del pueblo y los personeros municipales.

Toda persona esta facultada para solicitar directamente o por intermedio de los defensores de familia o del Ministerio Público, cualquier medida judicial tendiente a favorecer la condición personal del que sufre discapacidad mental.

-¿Qué derechos son tutelables?
Los derechos protegidos, en principio, con la acción de tutela son aque- llos consagrados en los artículos 11 a 41 de la Constitución Política Nacional, considerados como derechos fundamentales. La tutela se puede presentar en cualquier momento y lugar, ante cualquier juez de la República, quien podrá repartirla según la materia de que se trate. El competente dispone de un térmi- no de 10 días para resolver el asunto en cuestión, con la potestad de ordenar a aquel en cintra de quien se ejercita la tutela, actué para reparar y hacer cesar la vulneración del derecho, o para que se abstenga según el caso.

-¿Quiénes pueden instaurar la acción de tutela?
Esta acción puede ser instaurada a nombre propio por la persona victima de la violación, pero igualmente esta persona puede acudir ante la Defensoría del Pueblo o a las Personerías Municipales y los funcionarios de estos organis- mos podrán formular la acción a nombre del agraviado, en este caso tanto los funcionario citados como el afectado serán parte en el proceso.

-¿Qué recursos proceden contra los fallos de tutela?
Contra los fallos del Juez proceder la impugnación dentro de los tres días siguientes a su conocimiento. Cuando el fallo concede la tutela debe cumplirse de inmediato y si no se hace así, el funcionario incurre en desacato y puede ser sancionado con multas y arresto.

La solicitud de tutela en términos generales debe contener los siguientes elementos, pero puede ser presentada aún verbalmente y el funcionario del juzgado está obligado a levantar un acta con la información que el peticionario le dé y tramitarla normalmente.

 

MODELOS DE ACCIÓN DE TUTELA.    


Vamos por la paz