En el marco del proyecto ejecutado por el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos – CPDH -  con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD-, con el cual se fortalecieron las capacidades de las organizaciones sociales y las comunidades en los departamentos de Bogotá (Sumapaz), Valle del Cauca, Antioquia y Meta, en materia de protección, autoprotección, incidencia y capacidades para responder ante situaciones de riesgo y violaciones de derechos humanos en los territorios rurales donde trabajan y viven generados por la labor de defensa de los mismos, se desarrollaron una serie de talleres y encuentros con organizaciones de DDHH a nivel nacional (integrando organizaciones territoriales y nacionales) para la incidencia en la mejora de la situación de seguridad como consecuencia de la implementación del Punto 3.4 del Acuerdo Final sobre Garantías de seguridad.

Leer más...

El CPDH destaca el reconocimiento que se hace a nuestra compañera y amiga María Ruth Sanabria, con el Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos, en la categoría “Reconocimiento a toda una vida”, que entrega Diakonia con el apoyo del Gobierno Sueco, destacándola por su larga trayectoria en la defensa de los Derechos Humanos y en la promoción y prevención de los mismos en nuestro país.

Leer más...

Punto 5 de la agenda. Derechos de las víctimas.

Es una herramienta para la satisfacción efectiva de sus derechos. Las víctimas son parte central de este proceso de paz. Este es un paso más hacia la reconciliación y la paz que tqanto quiere el pueblo colombiano, lograr un acuerdo entre la insurgencia y el gobierno nacional.

Este acuerdo reconfigura el concepto de la impunidad. Mas del 99% de los delitos se encuentran sin investigar, principalmente los delitos de los cuerpos del Estado. La impunidad es la carencia de justicia y de otros derechos como verdad, reparación, garantías de o repetición. Hoy el país está re construyendo su derecho a reconstruir la verdad.

Un país que no reconoce el conflicto armado, no reconoce sus víctimas; la rama judicial en Colombia tiene que iniciar un profundo proceso de reflexión en torno a la justicia para la paz y discutir un nuevo modelo de justicia, todavía se aplica la doctrina del enemigo interno.

Es la primera vez que en un proceso de paz se diseña un sistena integra de justicia por el derechos a la verdad a las víctimas.

Vamos por la paz