El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos- CPDH rechaza enérgicamente los hechos ocurridos el día 19 de febrero, en horas de la mañana en el Barrio la Macarena de la ciudad de Bogotá; varios uniformados de la fuerza pública, vecinos del barrio y transeúntes, se vieron afectados por el impacto de un artefacto explosivo.

Esta zona del Barrio La Macarena, no solo es concurrido por sus habitantes, sino por diferentes personas que asisten a diario a instituciones académicas y culturales, como lo es la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, el Colegio Policarpa Salavarrieta, el Museo Nacional, el Planetario Distrital, el parque la independencia entre otras entidades que parten por ser escenarios de formación y cultura ciudadana.

En menos de un mes han ocurrido dos detonaciones más que no habían generado víctimas, pero que si habían generado zozobra entre la ciudadanía bogotana; Este último hecho, se presenta en el momento en que la fuerza pública, por mandato de la alcaldía mayor, generaba un operativo con presencia del ESMAD, fuerza disponible y policía en general, a los alrededores de la plaza de toros, por lo cual deja un sin sabor en la comunidad y en los habitantes de los sectores aledaños, ya que preocupa que el hecho se de en medio de tan amplio operativo. Desde el CPDH, expresamos el repudio enérgico a toda clase de actos que atentan contra la vida e integridad física de los y las colombianas.

Como defensores de los derechos humanos, rechazamos todo acto de violencia que inste a generar terror y desestabilizar el ambiente de paz que se viene cimentando con los dos procesos que hoy transitan hacia la terminación de la guerra en nuestro país.

Igualmente, hacemos el llamado a las autoridades competentes, a que se investiguen los hechos, y a los responsables de los mismos, a fin de frenar todo acto de violencia que ponga en riesgo a la población en general.

Desde el CPDH, brindamos toda nuestra solidaridad y voz de aliento a todas las personas, quienes fueron víctimas de esta acción violenta, llamamos al conjunto de las y los Bogotanos, a que no perdamos la esperanza y a que sigamos transitando en una sola brecha hacia el camino de la reconciliación y la paz.

Lamentamos profundamente que por acciones violentas de estas características, tanto civiles como miembros de la policía hayan resultado damnificados de tan repudiables hechos, el CPDH continuara aportando y apoyando todas las iniciativas que contribuyan a preservar y proteger los DDHH de la sociedad Colombiana.

Fotografía: El Tiempo


Vamos por la paz