El Departamento del Putumayo, desde hace ya más de 20 años, a través de un ejercicio organizativo y político en el marco de la Mesa Regional de Organizaciones Sociales, en las que confluyen sectores sociales y procesos en general, han  trabajado arduamente en construir y presentar ante el Gobierno Nacional Propuestas reales y con conocimiento de causa para la sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, aterrizados en programas y proyectos desde las comunidades y para las comunidades; sin embargo no tuvieron avance alguno, teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional no respeto acuerdos firmados con las Comunidades Campesinas, Indígenas y Afrodescendientes.  (1996-2017).

Ahora bien, en la actual situación del país y con la Firma del Acuerdo Final para la Paz en Colombia, el Gobierno Nacional y el Pueblo Colombiano tienen una herramienta que aterriza Programas para la Implementación del mismo en los Territorios, de la mano con la consulta y construcción colectiva de los mismos, es decir, será el pueblo colombiano el que defina los mecanismos de aplicación para la consolidación de la Paz en Colombia.

Siendo así, en el Departamento del Putumayo desde hace 3 años, las Organizaciones Sociales y el Gobierno Nacional avanzan en la Construcción e Implementación de lo manifestado en el Acuerdo; a la fecha se tiene un Acuerdo Regional para la Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito y una Ruta para la Implementación del PNIS en el Putumayo, en Piamonte, Cauca y en Cofaina Jardines de Sucumbíos, Nariño; pero avanzar en estas actividades con la voluntad de las comunidades y la dilatación y demora del Gobierno Nacional para Iniciar la implementación y aplicación de los programas, ha generado problemas de seguridad, ya que en los territorios se están presentando Grupos Armados, generando terror en las comunidades y orientándole a la gente, a su manera, que no se va a Sustituir Cultivos de Coca y que son ellos ahora los encargados de las Zonas Rurales en el Departamento, hay que decir que esta situación se presenta en lugares de alta presencia militar y que nos causa Indignación el hecho de que se muestra la voluntad de la gente y no exista voluntad por parte del Gobierno para avanzar, permitiendo de esta manera que los territorios sean ocupados por Grupos Armados que intimidan y ponen en Riesgo la construcción efectiva de Paz, generando ya desplazamientos y abandonos del territorio.

De esta manera hacemos una ALERTA NACIONAL E INTERNACIONAL por la situación que se presentan y que no solo se da en Putumayo, Piamonte Cauca y Jardines de Sucumbíos. Instamos a las Juntas de Acción Comunal, Cabildos, Resguardos, Consejos Comunitarios y la Zona de Reserva Campesina,  a que denuncien e informen a quien corresponde todo hecho que vaya en contravía de la seguridad y convivencia de las Comunidades.

EXIGIMOS:

  • Al Gobierno Nacional y las Entidades Competentes, actúen en la construcción efectiva de Garantías transversales en la aplicación e implementación de lo acordado, permitiendo de esta manera que las comunidades en general cuenten con la Seguridad suficiente, seguridad que debe ser construida desde las comunidades para avanzar, teniendo en cuenta la necesidad de invertir y la necesidad de escuchar a la gente.
  • Se apliquen los planes y programas de prevención y protección que con las mismas comunidades se deben construir, teniendo en cuenta las características y el nivel organizativos en los territorios (Guardias Indígenas, Guardias Campesinas, Defensores de Derechos Humanos).

RED DE DERECHOS HUMANOS

PUTUMAYO, PIAMONTE CAUCA, JARDINES DE SUCUMBIOS NARIÑO


Vamos por la paz