El pasado 23 de octubre, se realizó en la ciudad de Montevideo, Uruguay, el 165 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos - CIDH. En esta oportunidad, el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos – CPDH, junto a organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos, participó en la audiencia temática, que llevaba por titulo “situación de personas defensoras, lideres y lideresas sociales en Colombia”.

En dicha audiencia, el CPDH junto con las organizaciones participantes, realizaron varias solicitudes ante la CIDH, entre ellas:

  1. El respectivo control de convencionalidad, a fin de prevenir el aumento de las violaciones y homicidios selectivos y sistemáticos que se han perpetrado en contra de los líderes sociales y defensores de DDHH.
  2. Instar al Estado colombiano a reconocer la sistematicidad en los asesinatos de lideres sociales y defensores de derechos humanos, así como, el avance de las respectivas investigaciones, a fin de judicializar, no solo a los perpetradores, si no que de igual manera, se judicialice a los financiadores de estos atroces crímenes, con el objetivo de superar los altos índices de impunidad y ofrecer verdaderas garantías de no repetición.
  3. Así mismo, se instó al Estado Colombiano, para que realice con urgencia la implementación del Acuerdo firmado con la guerrilla de las Farc-EP, manteniendo como base, un enfoque territorial que involucre a las comunidades afectadas por el conflicto.

Como Comité, hacemos un reiterado llamado a la CIDH y a la comunidad internacional, a fin de visibilizar y enviar un S.O.S por la critica situación que se viene presentando en Colombia, en lo que va corrido de este año, pues consideramos que los homicidios selectivos que se han perpetrado en los últimos meses, evidencian un plan sistemático el cual no tiene respuesta suficiente de las autoridades, generando un ambiente de desconfianza en los y las lideresas sociales y en los defensores de derechos humanos, con respecto al proceso que se viene adelantando en el país. 

Sumamos todos nuestros mejores oficios, para evitar un nuevo genocidio


Vamos por la paz