La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifiesta su profunda preocupación por el asesinato de la periodista radial Efigenia Vásquez Astudillo en la región del Cauca, Colombia, e insta al Estado a conducir la investigación de estos hechos  con la debida diligencia y sancionar a sus responsables.

De acuerdo con la información disponible, la periodista de la emisora indígena Renacer Kokonuko murió el 8 de octubre, tras recibir impactos de bala durante un operativo policial de desalojo de comuneros del Pueblo Kokonuko que protestaban en Puracé, departamento del Cauca. Según se informa, las autoridades han iniciado una investigación sobre estos hechos.
 
La Relatoría Especial recuerda que en el contexto de manifestaciones y situaciones de alta conflictividad social, el trabajo de periodistas y comunicadores es fundamental para mantener informada a la población sobre los acontecimientos y por ello, el Estado debe otorgarles el máximo grado de garantías para que cumplan su función, lo que incluye también la obligación de crear las condiciones necesarias para mitigar el riesgo del ejercicio de la profesión en esas situaciones.  Esta oficina ha reiterado que instruir adecuadamente a las fuerzas de seguridad del Estado sobre el rol de la prensa en una sociedad democrática constituye un paso importante para prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación en contextos de protesta.
 
La Relatoría Especial insta al Estado colombiano a actuar con la debida diligencia y celeridad en el esclarecimiento de la muerte de la periodista Vásquez Astudillo y en la sanción de los responsables de este crimen. En particular, recuerda que en todo caso que se verifique la existencia de un periodista herido en contexto de protestas sociales, la investigación debe de determinar la naturaleza y origen de las lesiones y su relación con la labor del periodista. Cuando se denuncia el uso abusivo de la fuerza policial, las personas encargadas de la investigación deben ser independientes tanto jerárquica como institucionalmente de las personas y agencias implicadas en los hechos sometidos a investigación.
 
La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión es una oficina creada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de estimular la defensa hemisférica del derecho a la libertad de pensamiento y expresión, considerando su papel fundamental en la consolidación y el desarrollo del sistema democrático.
 

Relatoría Especial para la Libertad de Expresión

30 de octubre, 2017

 


Vamos por la paz