Foto: El Colombiano

El pasado 30 de marzo,  el gobierno colombiano y el Ejército de liberación nacional dieron un paso contundente para la consecución de la paz de Colombia; anunciaron el inicio de la mesa de conversaciones de paz que se desarrollará en Ecuador, Venezuela, Chile, Brasil, y Cuba.

Después de dos años de diálogos exploratorios, las dos partes están listas para continuar con esta nueva etapa de la historia de Colombia.


Desde el comité permanente por la defensa de los derechos humanos, consideramos que es una gran noticia, el hecho del inicio de estos diálogos; nuevamente se demuestra el anhelo de paz que tiene el pueblo colombiano. Durante más de 50 años hemos vivido un conflicto que ha dejado miles de víctimas, y no será una tarea sencilla la de la reconciliación.


Reconociendo el surgimiento de las insurgencias como respuesta a la desatención del Estado, sabemos que no será fácil negociar en medio del contexto actual, ya que no se va a negociar el modelo económico o de desarrollo; sin embargo con la llegada a la política de los ideólogos de la subversión, se abrirá la puerta al pensamiento crítico y al debate ideológico.


La agenda se centrará principalmente en seis puntos:


1. Participación de la Sociedad en la Construcción de la Paz
2. Democracia para la Paz
3. Transformaciones para la Paz
4. Víctimas en la construcción de una paz estable y duradera, es esencial el reconocimiento a las víctimas y a sus derechos, así como el tratamiento y la resolución a su situación con base en la verdad, la justicia, la reparación, los compromisos de no repetición y el no olvido.
5. Fin del Conflicto Armado El objetivo de este punto es ponerle fin al conflicto armado para erradicar la violencia en la política y propiciar el transito del ELN a la política legal.


Ver: Acuerdo de diálogos para la paz de Colombia entre el gobierno nacional y el ejército de liberación nacional ( http://eln-paz.org/pdf/acuerdo.pdf )


Auguramos todo el éxito a este nuevo proceso de paz, y esperamos que este sea un impulso para la paz, y que estos esfuerzos se integren a los acuerdos que han adelantado las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y los negociadores del gobierno nacional.

Esperamos que el anhelo de paz esté acompañado por garantías a los negociadores y a las organizaciones y sectores de la sociedad civil que vayan a participar en la construcción de los acuerdos. Hacemos especial énfasis en el aumento de agresiones paramilitares durante los últimos meses en el territorio nacional, y la persecusión de la que es víctima el movimiento social.

Es necesario un contundente apoyo del pueblo colombiano hacia las mesas de negociaciones, así que es importante se continúe y se amplíe la campaña y la pedagogía a favor de la paz y la reconstrucción de la democracia y la ciudadanía.

Foto: El Colombiano


Vamos por la paz