Bogotá, 6 de mayo de 2016. La Campaña Defender la Libertad un Asunto de Todos en su labor de promoción de la defensa de los Derechos Humanos expresa su rechazo por los hechos que se presentaron al finalizar la jornada de movilización del 1 de mayo en la plaza de Bolívar.

 


Es de resaltar que durante el recorrido la movilización se desarrolló de manera pacífica. No obstante al culminar la marcha y cuando la mayoría de participantes se habían dispersado, se presentaron algunos disturbios en donde un sujeto encapuchado y portando aparentemente un arma de fuego disparó contra los efectivos de la fuerza disponible que se encontraban en catedral primada. La persona en mención, se presentó de manera voluntaria ante las autoridades competentes, confesando que él había sido a mutuo propio el autor de estos lamentables hechos, sin embargo, se facilitó un gran escenario por parte de la policía a fin de “hacer las respectivas aclaraciones del caso” mediante una gran rueda de prensa. De igual manera afirmó a varios medios de comunicación que: “yo no me encontraba dentro de la marcha, me metí ahí, yo me encontraba en el centro de Bogotá”.


Este tipo de hechos afectan la legitimidad de la movilización social y permite que se sigan estigmatizando a las organizaciones, movimientos sociales, sindicales, estudiantiles y defensores de DDHH. Así mismo, estos hechos se constituyen en una evidente violación de los derechos de reunión y asociación.


El cubrimiento mediático que tuvo este hecho distorsionó el propósito de la movilización frente a la exigibilidad de sus derechos laborales y sociales. Por esta razón pedimos a las autoridades que aclaren ante la opinión pública los resultados de las investigaciones adelantadas para que se pueda esclarecer quien es esta persona y que intereses existían frente a esta acto violento. Así como esclarecer que esta persona no pertenece a ninguna organización social, sindical, popular o defensora de ddhh.


Esperamos que estos hechos lamentables no den cabida a la política que busca restringir la movilización social como lo propone el proyecto de ley de reforma al código de policía que coincidencialmente se discutió a los días siguientes y que propicia los abusos de autoridad y excesos de fuerza. Así mismo exhortamos a las autoridades a continuar en el diálogo permanente con movimiento social y respetar el decreto 563 de 2015 “por medio del cual se establece el protocolo de actuación de la fuerza pública durante las movilizaciones sociales en Bogotá”.

 

 

 


Vamos por la paz