MASACRE LABORAL Y REPRESIÓN A LOS TRABAJADORES DE LA EMPRESA DE TELECOMUNICACIONES DE BOGOTÁ (ETB)

 

Desde el 1 de enero de 2016, el Doctor Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, en su posesión anuncia la venta de la empresa de telecomunicaciones de Bogotá (ETB), Con la llegada del presidente Jorge Castellanos ordena congelar el presupuesto para la operación y funcionalidad de la empresa, pone en marcha una estrategia de marchitamiento de la entidad, de igual forma el recorte de personal, que inicia por la parte administrativa.

La venta de la empresa es incluida en el plan de desarrollo por el concejo de Bogotá, los trabajadores inician las movilizaciones pidiendo la no venta de ETB. Como consecuencia de esto y en retaliación la ETB produce un despido masivo ilegal de 30 trabajadores, la mayoría de ellos con más de 15 años de labor y todos sindicalizados.

En su afán privatizador, el Alcalde Peñalosa y el Gerente de la ETB, no han dudado en violar las normas laborales, las convenciones internacionales sobre libertad sindical, la estabilidad laboral, los derechos humanos y sobre todo, el derecho colectivo de la ciudadanía Bogotana a preservar los bienes públicos adquiridos con su aporte tributario.

Como si fuera poco, la trabajadora LUZ MERY SOTO y otro grupo de trabajadores despedidos, haciendo uso de su condición de sindicalizados deciden reclamar su derecho constitucional al trabajo, encadenándose y realizando una huelga de hambre en las instalaciones de la empresa, pero la respuesta de la administración de la ETB fue aislarlos completamente, estigmatizarlos, amenazarlos con la represión del Esmad y cortarles los servicios del agua y la luz, hechos que desnudan el carácter inhumano y perverso de estos funcionarios.

HECHOS:

1.- El 23 de junio de 2016 a las 11 am cuando la organización sindical Sintratelefonos se encontraba en una audiencia pública en el Congreso de la República sobre control político por la no venta de ETB, a esta audiencia fue convocado el Alcalde y el Presidente de la ETB, quienes no solo no asistieron, sino que anunciaron el despedido de 30 trabajadores sin justa causa.

Para la organización sindical estos despidos fueron un acto desafiante e ilegal de la administración, teniendo en cuenta que este mismo día se había convocado Asamblea de trabajadores para la aprobación y presentación del pliego de peticiones, cuyo plazo vencía el 29 de junio de 2016; con estas acciones la administración pretendió desestabilizar a los trabajadores, crear pánico laboral y por ende debilitar la organización sindical, desconociendo las normas internacionales convenio de la OIT convenio 87, 98 y 194 incorporados en la legislación nacional en el bloque de constitucionalidad por el libre derechos de asociación, sindicalización y la convención colectiva de trabajo.

2.- Sobre el medio día, cuatro compañeros despedidos toman la decisión de encadenarse a sus puestos de trabajo en la carrera 8 # 20-00, 5 piso Edificio principal de la administración de ETB, posteriormente entran en huelga de hambre.

Se inicia el contacto con el Ministerio de trabajo: en horas de la noche se hizo presente un funcionario del Ministerio de Trabajo, la administración de la empresa no permite la entrada de la comisión. Este hecho viola la constitución y la convención colectiva vigente, toda vez que la cláusula 13: procedimiento disciplinario y derechos a la defensa establece el debido proceso que en este caso no se cumplió.

3- El 24 de junio de 2016, se radica ante la empresa y el Ministerio del trabajo el pliego de peticiones, con el fin de proteger por la vía del fuero circunstancial especial a todos los trabajadores convencionados para evitar una masacre laboral mayor como la quería Jorge Castellanos presidente de ETB.

4.- SINTRATELEFONOS ha radicado el oficio No. 123015 ante la Dra. Clara López Obregón, Ministra de trabajo por la violación a la libertad sindical contra la empresa de telecomunicaciones de Bogotá.

5.- La administración de manera represiva tomo la decisión de evacuar a los trabajadores que laboran en el piso 5, dejando solamente a los manifestantes, aduciendo que es por seguridad. En horas de la noche incomunico totalmente a los trabajadores que se encontraban encadenados y en huelga; impiden la entrada y comunicación de los familiares y la organización sindical con los trabajadores encadenados.

6- Hasta el momento solo la trabajadora LUZ MERY SOTO permanece en huelga de hambre. Las decisiones de la empresa han empeorado las condiciones de salud de la compañera. La Empresa impide la atención médica, el ingreso de las medicinas y ha suprimido el servicio de energía y agua, asumiendo una actitud completamente irregular y violatoria de los más elementales derechos humanos.

Luz Mery Soto es una trabajadora de la ETB, quien lleva 22 años laborando como operadora de reclamos, es madre cabeza de familia de 4 hijos quienes aún dependen económicamente de ella, en 2011 tuvo un accidente laboral que le dejo graves secuelas impidiendo parte de su movilidad, de igual manera debido a su labor adquirió varias enfermedad profesionales.

7.- Recordamos que la responsabilidad primaria de protección de los derechos humanos recae sobre el Estado colombiano, al ser éste el sujeto responsable de velar por el cumplimiento de lo consagrado en la Carta Política y los convenios internacionales, por tal razón, su mayor deber jurídico es el de prevenir las violaciones frente a estos derechos y tomar las medidas necesarias para investigar, identificar, juzgar y sancionar a los responsables por su acción u omisión, o tomar las medidas correctivas de carácter administrativo o político. Los órganos de control deben responder ante la sociedad por el cumplimiento del conjunto de los derechos de las personas vulnerables, en este caso los derechos de las mujeres.

EXIGENCIAS:
1. Exigimos a la empresa de telecomunicaciones de Bogotá –ETB- el reintegro inmediato de los 30 trabajadores despedidos sin justa causa, sin autorización del Ministerio del trabajo y en forma ilegal.

2. Exigimos al ministerio del trabajo, respuesta inmediata a la querella interpuesta por sintratelefonos el día 27 de junio de 2016, en contra de la empresa de telecomunicaciones de Bogotá, radicado No 123016 y establecer las sanciones correspondientes por el despido masivo no autorizado de acuerdo a los procedimientos legales y por desconocer las libertades sindicales.

3. Hacemos un llamado, a: PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN, A LA DEFENSORIA DEL PUEBLO, A LA PERSONERIA MUNICIPAL DE BOGOTA, para que intercedan frente a la vida, la salud y demás derechos vulnerados a la compañera LUZ MERY SOTO.

 


Vamos por la paz