El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos Seccional Huila, denunció ante los organismos de control, la comunidad nacional e internacional, el seguimiento ilegal, agresión y negligencia de integrantes de la policía nacional, contra integrantes del CPDH Seccional Huila y la Unión Patriótica Huila.

 

HECHOS:

 

El viernes 12 de septiembre de 2015, aproximadamente a las 09:10 pm la presidenta del CPDH Seccional Huila MARIA NELLY PULIDO HERNANDEZ se desplazaba en la camioneta asignada para la protección del CPDH Huila, con la integrante de la Junta Directiva del CPDH Seccional Huila MARÍA ALEJANDRA IGLESIAS TORRES, las defensoras de los derechos de las mujeres y candidatas al Concejo de Neiva MARÍA RUTH DUSSÁN HERNÁNDEZ y OLGA MARÍA OLIVEROS. A la altura de la calle 21 con avenida Circunvalación, un hombre que se desplazaba en una motocicleta junto a una mujer y una menor de edad, le igualaron y se ubicaron en la puerta derecha delantera de la camioneta, insultando a los ocupantes del vehículo, para pocos metros más adelante cambiar de posición ubicándose al lado de la puerta izquierda del conductor, dándole la orden mediante una seña a otros dos hombres quienes conducían dos motocicletas que siguieran a la camioneta de protección.

Una de las motocicletas adelantó la camioneta en movimiento, mientras las otras dos se ubicaron al lado izquierdo y derecho del vehículo de protección. El conductor que adelantó la camioneta, paró al inicio del puente EL TIZÓN bajándose rápidamente de este vehículo, recogiendo un objeto contundente de gran tamaño y lanzándoselo a la camioneta en movimiento.

El hombre de protección, procedió a acelerar la camioneta esquivando el objeto lanzado y dándole una vuelta a LA GLORIETA EL TIZÓN, con el fin de de perder a los agresores en motocicleta, quienes a pesar de ella continuaron con la persecución, como podrá corroborarse en las cámaras de seguridad de la POLICÍA NACIONAL que e encuentra en cercanías a dicho puente y glorieta. Calle 15 # 4 -18 Centro, Neiva Huila.

S conducieron hacia el CAI del barrio SANTA INÉS, tomando la avenida 6 W. A la altura de la Avenida 6 W con calle 34, en frente de la cancha de fútbol del barrio Santa Inés, nuevamente el conductor de la YAMAHA  vuelve a adelantar la camioneta a alta velocidad, cerrándole el paso, obligando al escolta a disminuir abruptamente la velocidad. El conductor de la motocicleta se tomaba la cintura, como si trajera algún objeto, razón por la cual, al haberse extendido por cerca de 3 kilómetros la persecución, el escolta  desenfundó su pistola de dotación de forma preventiva con su mano derecha, sin accionarla, exclusivamente para persuadirlo, mientras tomaba el manubrio con la izquierda, dentro del vehículo sin bajarse de él, logrando su objetivo, retirando la motocicleta el conductor del paso de la camioneta, aprovechando el escolta para continuar su recorrido hasta el CAI, procediendo a llamar a los policías que en ese momento eran no menos de 20, quienes se encontraban en formación, contando lo sucedido a todos ellos.

En ese preciso momento las 2 motocicletas RX pasaron con las luces apagadas y las placas subidas, evitando que se les mirara a simple vista la nomenclatura. Pocos segundos después Pasaba el conductor de la motocicleta SUZUKY BEST que inicialmente había insultado a los ocupantes de la camioneta de protección, siendo identificado por el escolta, quien se atravesó en la vía y se los señaló a los policías, quienes procedieron a indicarle que parqueara. 6. La protegida MARIA NELLY PULIDO HERNANDEZ y demás ocupantes del vehículo se bajaron de la camioneta, informando lo sucedido en respaldo de lo que estaba siendo informado por el escolta.

Uno de los policía quien atiende lo denunciado en el CAI por el escolta y la protegida, le requirió los documentos al conductor del motocicleta, quien dijo no portarlos y que se encontraban en la casa, y permitiéndole irse en la misma motocicleta a traerlo, sin anotar mínimamente la placa del vehículo ni el nombre del conductor.

Aproximadamente a los 20 minutos regresó conduciendo una motocicleta RX 115 la cual si tenía visible sus placas, siendo esta MJL 80, distinta a la SUZUKY BEST en la cual había seguido por más de 3 kms a los integrantes del CPDH, trayendo como parrillero al sujeto que en dos ocasiones había rebasado la camioneta de protección y que había atacado en dos ocasiones el vehículo: Primero lanzando un objeto contra él en la entrada del puente y posteriormente como ya se mencionó, cerrando el paso de la camioneta en la Av. 6 W con calle 34. Calle 15 # 4 -18 Centro, Neiva Huila.

El policía delante del escolta, le preguntó al conductor le reclamó por el cambio de motocicleta, a la cual de forma simple, respondió que la había dejado en la casa. 9. El policía al verificar los documentos de los atacantes y al conocer del barrio de donde provenían, como el modus operandi con el que atacaron a los integrantes del CPDH, le dijo ya conocerlos delante de todos los policías, atacantes y los integrantes del CPDH en estos términos: “A no hermano, ya sé quiénes son ustedes, vamos a hablar francamente: Ustedes son los de ese barrio donde ya me han hecho varias asonadas y me han golpeado varios agentes y andan en esas RX delinquiendo”.

 Luego de aproximadamente 2 horas en el lugar y que los policías apuntaran la versión del escolta y su protegida, como también la versión de los atacantes, de una forma escueta, que les permitieron marcharse del lugar, sin requerir las otras motocicletas RX en que se transportaban, la cuales durante la parte inicial del procedimiento negligente de la policía, estuvieron parqueadas a una cuadra del CAI y luego se marcharon del lugar.  Al reclamarle el escolta y la protegida MARIA NELLY PULIDO HERNANDEZ presidenta del CPDH Seccional Huila, la razón por la cual no individualizaron a los otros atacantes como a sus motocicletas, respondieron con silencio, procediendo a desplazarle del lugar hacia la residencia la protegida y sus acompañantes.

 

Por lo anteriormente relatado solicitamos: 1. Se investigue a fondo la identidad de los 3 conductores de las motocicletas y las razones por las cuales siguieron por cerca de 20 minutos la camioneta de protección del CPDH Seccional Huila.

2. Se investigue por qué razón el proceder de los integrantes de la policía nacional adscritos al CAI del barrio SANTA INÉS, no apuntó a individualizar a la totalidad de los atacantes que seguían al vehículo de protección, facilitando que se marcharan del lugar y en el caso de quien insultó, agredió y amenazó a los ocupantes de la camioneta, saltando todos los controles que en estos casos deben desarrollar, atendiendo a la solicitud realizada por el escolta de la Unidad Nacional de Protección, adscrito a la protección del CPDH SECCIONAL HUILA.

3. Se adjunte este informe y denuncia al seguimiento de las medidas de protección ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH e implementadas por la Unidad Nacional de Protección. 


Vamos por la paz